viernes, 3 de enero de 2014

"Revisited" (Sesión de tarde)

Acepté la cita debido al frío. 
Delphine de Vigan, "Días sin hambre"


Lo importante es que debo dinero.
He regresado a la morosidad,
el análisis torpe de películas,
la falta de atractivo.

Tan pecadora.

La soberbia no acepta el destino común de madrugar.
La pereza distancia de la gloria y la ninfomanía.

Cómo llegas así, felicidad.

Tanta gula de todo que retiene la vida,
que impide la anorexia.




Dedicado a Jesús Ferrero y sus clases e ideas sobre el ascetismo y la anorexia

9 comentarios:

  1. El otro día me preguntaba si no será también pecado el aburrimiento. O la alegría.

    ResponderEliminar
  2. http://eldobledeldentista.blogspot.com.es/ Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  3. así que eres feliiz. ¡qué bien!

    ResponderEliminar
  4. Jajaja, , ,nooo, es todo sarcástico. Tengo un pesimismo existencial la mar de atractivo.

    ResponderEliminar
  5. ´buenísimo el poema, y lo mejor, el final!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta que te guste, Natalia. ¿Cuándo estarás por Madrid??? Avisa!

    ResponderEliminar
  7. Pues me gusta mucho también el final, pero ese otro verso que dice: "La soberbia no acepta el destino común de madrugar", ¡Uf! qué hallazgo!

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Anaís.
    Lolapuntocom, a otra amiga le parece un hallazgo el siguiente verso: "La pereza distancia de la ninfomanía y de la gloria". Yo no sabría con cuál quedarme.

    ResponderEliminar