domingo, 21 de diciembre de 2014

Fotos y vídeo de la presentación de "Mortífero, ingenuo y transparente"

Os dejo con el regalazo que me han hecho Rebeca Álvarez Casal del Rey y Aurelio Treceno: un montaje con fotos de la presentación de "Mortífero, ingenuo y transparente", realizadas por él y acompañadas con una canción que me estremece y que han elegido porque "saben que me gusta tanto París", seguido del vídeo del evento, para los que no pudisteis disfrutar de él o queráis repetir:
 
 
 
 

domingo, 23 de noviembre de 2014

Jesús Ferrero escribe sobre mi libro "Mortífero, ingenuo y transparente"



 
 
"He aquí un libro denso, mortífero y a la vez poroso como el sueño de una noche de verano y frío de las noches árticas.
 
La autora juega con las contradicciones más sublimes y asombrosas, sabiendo que a la poesía le gustan los extremos que al juntarse estallan como aerolitos en el cielo del alma y en el del paladar.
 
¿A qué sabe la sangre cuando la noche se comprime y cabe en una sola palabra parecida a la muerte y al silencio que la envuelve?
 
¿Nuestra piel se cansa de todo antes que nuestra conciencia y nuestro deseo de vivir?
 
¿Qué palabra acudirá a nuestra garganta cuando la piel nos desahucie sin que medie ningún contrato?
 
¿Los banquetes se parecen a las autopsias porque entre la carne y nuestras manos se interpone siempre el metal?
 
Son preguntas que me hice nada más entrar en el mundo sobrecogedor y profundo de este poemario que yo calificaría de abisal.
 
Aquí la poética enjuta y densa–evocadora de los sollozos íntimos de Valente y Gamoneda- se mezcla sin atibo alguno de frontera con los universos oníricos e intensísimos hasta en su desolación más extrema de poemas como hotel, donde el registro lírico se desliza con la fluidez del miedo, el deseo y el espanto, conformando a veces secuencias cinematográficas de una muy turbadora película del alma, tan llena de sentido que solo puede desembocar en el silencio.
 
Según viajamos por el poemario, advertimos que los ríos “nos parodian fácilmente”, como bien sabía Narciso, o nos adentramos en el “código genético del mundo”, o vemos a una rubia platino suicidarse, o comprobamos cómo los ácaros y los humanos “se reproducen y sonríen como crece la muerte”, o advertimos que “la vejez y el lujo tienen tonos dorados”, o temblamos de carencias ontológicas, preguntas y respuestas al ver a una legión de jóvenes matarifes exhibiendo sus músculos romanos y sus sonrisas pétreas. Pero también podemos deslizarnos por los cielos azules de la infancia, en los que flotan las medusas como ectoplasmas asesinos.
 
Leer este libro es como caer de un jardín a otro, como subir de un vergel a otro, como gravitar en un mundo suspendido de un abismo muy íntimo, tan íntimo como el sueño, el cuerpo, la vida, la muerte y el vértigo."
 
 

lunes, 10 de noviembre de 2014

Vuelvo a mayo de 1937 (Traición de un poema de Sharon Olds)

Los veo de pie, cada uno en la puerta oficial de su universidad,
veo a mi padre pasear sin rumbo
bajo el arco de ocre arenisca, los
azulejos rojos centellean como combadas
bandejas de sangre tras su cabeza, yo
veo a mi madre con algunos libros finos apoyados en la cadera,
de pie junto al pilar hecho de ladrillos diminutos con la
puerta de hierro forjado todavía abierta tras ella, sus
puntas de espada negras en el aire de mayo,
están a punto de graduarse, están a punto de casarse,
son niños, son tontos, todo lo que saben es que son
inocentes, nunca le harían daño a nadie
Quiero ir hasta ellos y decirles Parad,
no lo hagáis, ella es la mujer equivocada,
él es el hombre equivocado, vais a hacer cosas
que no imaginabais que haríais,
vais a hacer cosas malas a los niños,
vais a sufrir de formas que nunca habíais oído,
vais a querer morir. Quiero ir
hasta ellos allí en la tardía luz de mayo y decirles,
la cara hambrienta, preciosa, en blanco de ella volviéndose hacia mí,
su cuerpo hermoso, digno de compasión, intacto,
la cara arrogante, atractiva, ciega de él volviéndose hacia mí,
su cuerpo hermoso, digno de compasión, intacto,
pero no lo hago. Quiero vivir. Yo
los levanto como al muñeco y la muñeca
de papel y golpeo uno contra otro
a la altura de las caderas como esquirlas de piedra como para
que salten chispas de ellos, les digo
Haced lo que vais a hacer, y yo lo contaré.
Sharon Olds (de "La celda dorada")
Traduttore, traditore!: María Solís Munuera
Escena de la película "Into the wild", donde se recita:
Para el que prefiera leerlo escrito, aquí tenéis el enlace a la página "Modern American Poetry", de la Universidad de Illinois:
Salud y Sharon a todos.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Mortífero a la venta

Os informo, como dije que haría, que mi poemario "Mortífero, ingenuo y transparente" ya está a la venta. Si estáis interesados, podéis adquirirlo en el siguiente enlace de La Casa del Libro:
 
 
Si preferís comprarlo en la librería, estará disponible, según me han dicho, en una o dos semanas. Os avisaré cuando así sea.
 
Dejo aquí la contraportada del libro, con el poema "Estalactita", que dedico especialmente a Juan Hospital, que sé que le encanta:
 
 
 
Hay que ver el juego que da el negro brillante de los libros de Vitruvio para hacer fotos, con la superficie que se refleja cambiando el fondo. Los barrotes de mi balcón no son una imagen muy acorde para el poema, pero se me están ocurriendo ideas que intentaré poner en práctica y compartiré en este blog.
 
De momento, os dejo la foto que se hizo mi amiga Ángela con el libro, dejando en la portada, aparte de a la fotógrafa, el cielo de Tarifa, lo que no es poco:
 
 
 
 
Por último, en buena compañía:
 
 
 

lunes, 6 de octubre de 2014

¡Publicación de mi poemario!: "Mortífero, ingenuo y transparente"

 
 
 
Sí, ¡por fin! Ya lo tengo en mis manos: "Mortífero, ingenuo y transparente", mi primer poemario, publicado por Ediciones Vitruvio.
 
En dos o tres semanas estará disponible en las librerías (dejaré aquí los enlaces) y el viernes 12 de diciembre tendrá lugar la presentación en El Café Comercial de Madrid.
 
Como avance, os dejo el primer poema del libro, que también fue el primero que publiqué en este blog, y que da título al poemario con uno de sus versos:
 
 
NIÑOS EN UNA PLAYA
 
La mer aux spasmes de méduse
 (La mar, con sus espasmos de medusa)
 Saint-John Perse
 
 
La tierra se aburría, asexuada
por la esterilidad de los rastrillos verdes, de la pala y el cubo,
por la enfermedad del enanismo en unas manos
y una madre que las mantiene torpes con plástico y color.

Llegó la colonización de las medusas.
Contra ellas
navegan barcos rojos con las cruces,
desembarcan el cabezudo y el gigante.
Para un suficiente número de presas
no les bastan las redes, los cazamariposas,
necesitan
el volumen vacío del juguete.

Así el cubo, la pala y los rastrillos verdes
son hundidos
y emergen con veneno, la descarga, la baba,
la belleza.
Y los niños crecidos del invierno
aplauden
e imaginan la zambullida del marino
en el agua que hierve de urticaria
y a su vez desean sumergirse, buscar
al animal mortífero, ingenuo, transparente.

Y las madres verdosas lo prohíben.
Pero el mar son espasmos de medusa.
 
 

domingo, 25 de mayo de 2014

Belenes, de Loren Fernández

El mazapán borroso entre lágrimas y golpes en la mesa
El silencio como música de fondo
de los villancicos que escalan el patio
Espumillones deshilachados que nunca se tiran
Gritos en la habitación de matrimonio
y un pos de coraje al fondo del papel pintado
Mi empeño de virgen y de atea
por levantar un nacimiento
En el lugar sagrado caga un hombre en cuclillas,
la mula babea los pañales de un dios
y al alba del día sexto
unos reyes persiguen cometas y otros matan inocentes.
Qué terquedad divina me obligó a respirar
y a salvarme
entre los fantasmas de las navidades tristes
construyendo ciudades de arcilla donde los niños cometen milagros.

Loren Fernández

jueves, 22 de mayo de 2014

Marga Mayordomo y "Dedos de Martini-Dry"


Este viernes, 23 de mayo, Margarita Mayordomo Sanchez, grandísima poeta y mejor amiga, presenta su poemario "Dedos de Martini-Dry",  premiado en la última edición del concurso de poesía "Joaquín Benito de Lucas".
 
Os dejo el cartel de la presentación y uno de mis poema favoritos, "Ven, Capitán Trueno":

 


VEN, CAPITÁN TRUENO

Hoy he transitado las avenidas sin luz de la hartura, de la depresión,
de la ira, con la ansiedad que se amontona en los hombros,
hasta que da la cara, hasta que hiende al cuerpo.

Broncas con gentes inanes, buscadoras de prestigio.
Puñaladas compañeras en las vendetas de la envidia, de la miseria,
de la rivalidad de una mosca.
Peleas de aparcamiento, a cuchillo: vergüenza, amenazas, voces.

Hoy necesito una espada. Hoy necesito ir a Ikea.

Hoy Capitán Trueno te arranco de las portadas, de los brazos rubios.
Vente conmigo, atravesemos los laberintos con cestas y plantas
y con muebles albinos.

Probemos el salmón y las delicatessen, habitemos la piel
de los edredones, asaltemos las camas de pura raza.

En los sótanos de Uppsala, acosado por mil fayris, scotch brites,
y jabones de coladas impolutas, te vi mirar con desdén
la fregona de Sigríd pasando el suelo. Es la épica del día.

Vagamos a la deriva por pasillos repletos de muebles descuartizados,
de fundas con sus cojines, de meriendas con arenques,
de sábados por la tarde, y de carros con fin de trayecto en caja.

Acaricio su acero, estoy cansada, perdida la orientación, la salida,
necesito que me libre de los tonos naturales, que toque el cuerno de Odín,
que lo pase todo a espada.
 
 
Marga Mayordomo
 

sábado, 12 de abril de 2014

El hombre blanco




Hay cosas que se quedan, como dulces
pegados a la boca.
Tijeras con finales para niños.
Juegos de sobremesa fácil.

En tamaño carné, un poco de familia y amistades.
El sombrero que no me hace justicia.
Como decoración, un gato de metal.

A la altura de los ojos acostados, una lámpara quema en los descuidos.
Un manual explica la falsa genialidad de los dibujos.
El hambre se dedica al fondo de un cajón.

Hay cosas que respiran, como un vaso
para la sed de madrugadas.
La escarpia de un espejo.

Tras la puerta,
las zancadas del hombre blanco.

sábado, 25 de enero de 2014

Cansancio y humedad

Cánsate, cánsate.
No te alejes de mí.
Cánsate, hijo,
sin molestar y sin hacerte daño.
Cae rendido
cuando te lleve en brazos a la cama.
La estufa, tu comida.

Ahora
no te sientes, no te arrodilles, no te tumbes
sobre la tierra.
La lluvia la enfrió para enfermarte.
El agua se hizo barro, se oculta bajo el suelo.
La tierra está esperando.
La tierra está empapada, moldeable.
Esa humedad no debe adherirse a tu ropa.

Cánsate y duerme.
De un tirón.
Saludable.
Seco.

viernes, 3 de enero de 2014

"Revisited" (Sesión de tarde)

Acepté la cita debido al frío. 
Delphine de Vigan, "Días sin hambre"


Lo importante es que debo dinero.
He regresado a la morosidad,
el análisis torpe de películas,
la falta de atractivo.

Tan pecadora.

La soberbia no acepta el destino común de madrugar.
La pereza distancia de la gloria y la ninfomanía.

Cómo llegas así, felicidad.

Tanta gula de todo que retiene la vida,
que impide la anorexia.




Dedicado a Jesús Ferrero y sus clases e ideas sobre el ascetismo y la anorexia